Puerto de La Puebla a Peña De La Cabra

Ruta Circular: Aparcamiento Puerto De La Puebla, Peña De La Cabra,  Peña Cuervo, aparcamiento Puerto De La Puebla.

DISTANCIA, COTAS DE ALTITUD, DESNIVEL ACUMULADO Y SEÑALIZACIÓN

Longitud: 8km.

Cota de salida: 1637m.

Cota máxima: 1831m. (Peña de la Cabra)

Altitud acumulada: 269m.

Tipo de recorrido: Sendero, sendas y pista. Señalización hitos.

 

Descripción:  

Comenzamos a caminar desde el aparcamiento del Puerto De La Puebla (M-130). Disfrutando de un espectacular amanecer, con el Sol saliendo por detrás de La Tornera.

Aparcamiento Puerto de la Puebla

Amanecer tras La Tornera, desde el Puerto de la Puebla

El sendero comienza entre el vallado aledaño al aparcamiento, en dirección Sur. Es un suave ascenso que nos lleva hacia unas antenas de comunicaciones. Superado su emplazamiento se trasforma en senda, que discurre (marcada por hitos) por una zona pedregosa, en la que ganamos altura en corto recorrido.

Seguimos avanzando por el cordal, guiados por los hitos, hasta alcanzar el Cerro de la Portezuela. 

Cerro de la Portezuela

El cual alcanzaremos traspasando una portilla, que se nos ofrece al frente.

Tras ella, observaremos ya en la distancia la Peña de La Cabra. La ruta continúa por el alto del cordal, con pequeñas subidas y bajadas. Pasaremos junto a una edificación metereológica.

Peña de la Cabra

Estación metereologica

Continuando la ruta descendiendo hacia el Collado de La Tiesa. Pasando junto a un curioso refugio antes de alcanzar el collado.

Refugio anterior al Collado de la Tiesa

Peña de la Cabra

Al llegar al Collado de la Tiesa, cruzaremos la pista forestal y continuaremos avanzando a campo traviesa, siguiendo los hitos hasta alcanzar las próximidades del risco, antesala de Peña La Cabra, Aquí nos dirigiremos hacia la izquierda del risco, acercándonos al pinar, por donde comenzaremos la ascensión hacia la cima por la pedrera, la cual alcanzaremos en apenas unos minutos.

Ascensión a cima Peña La Cabra

Alcanzada la cima de Peña La Cabra, desde el mismo vértice geodésico que la corona 1831m. de altitud (Si la climatología lo permite), Peña La Cabra nos ofrece sus laderas mas abruptas en dirección Sur y Suroeste.

Tras recobrar el aliento, podemos disfrutar de las espectaculares vistas que esta cima nos ofrece: 

Cima Peña La Cabra. Castro, Javi, Marta, Zoltan, Carlos, Lucas, Silence y Juan Carlos

Al Este el valle cerrado, con grandes extensiones recubiertas de robles, al fondo la localidad de Puebla de la Sierra. Por encima el abrupto cordal que sirve de divisoria entre Madrid y Guadalajara, en el que destacan el Pico de la Centenera (1809m) y La Tornera (1865m). al Noreste el Porrejón (1824m). Al Norte, al fondo, las cimas más occidentales de la Sierra de Ayllón, El Cerrón y Pico del Lobo. Al Noroeste el cordal de los Montes Carpetanos, con Peñalara y Claveles. Al Oeste el Valle del Lozoya, con los embalses de Pinilla, de Riosequillo y Puentes Viejas. Al Suroeste La Sierra de La Cabrera, Mondalindo y Cuerda Larga. Al Sur el embalse del Atazar.

En definitiva, un verdadero disfrute visual.

Valle del Lozoya

Sierra de Ayllón

Al fondo el Ocejón

Puebla de la Sierra y La Tornera

Disfrutada la cima, continuamos la ruta, volviendo sobre nuestros pasos hasta el Collado de la Tiesa. Al llegar a la pista, tomaremos esta hacia nuestra izquierda.

Formación petrea caracteristica de Ayllon

Cuerda Larga y Peñalara

Cerro San Pedro y Sierra de La Cabrera

En suave y cómodo descenso por la pista, avanzaremos hasta alcanzar una curva en la que se une otra pista. Allí nos saldremos de la pista hacia nuestra izquierda, hasta alcanzar el hito  (1675m), donde de nuevo volveremos a disfrutar de unas espectaculares vistas de Peña Cuervo y el macizo occidental de Ayllón.

Peña Cuervo, El Cerrón y al fondo el Pico del Lobo - Ayllón -

Retornamos a la pista y seguimos avanzado por ella, abrigados por el pinar, hasta alcanzar la carretera M-130.

Al llegar a la carretera, la tomamos hacia nuestra derecha y en apenas unos metros 400m alcanzamos el aparcamiento del Puerto de la Puebla, dando por finalizada esta corta pero muy gratificante ruta.

Nuestras anécdotas:

Realizamos la ruta el 22 de enero de 2010, en ella participamos: Lucas, Ángel, Ángel Castro, Javi, Juan Carlos, Marta, Silence, Zoltan y Carlos.

Quedamos a las 8:30 en el aparcamiento del Puerto de la Puebla, el día amaneció con nubes, claros y con buena temperatura. Ofreciéndonos un bonito amanecer en el Puerto.

Como la ruta era corta, la afrontamos a un ritmo tranquilo, con muchas pausas y abundante conversación (Hacia tiempo que no charlábamos tanto en una ruta y resulto muy agradable). La niebla comenzó a amenazar con impedirnos disfrutar de las vistas. Pero a su vez, nos ofrecía unos contrastes de luz muy espectaculares, que nos permitieron obtener buenas fotografías. La suerte de Trotamontes no nos abandono y poco a poco, las nubes fueron ganando en altura, permitiéndonos ver y disfrutar de las vistas tan espectaculares que está corta y sencilla ruta nos ofrecía. Es una ruta sencilla, sin grandes esfuerzos, pero con una vistas muy, muy gratificantes.

La ruta es muy sencilla, pero no estuvo exenta de riesgos. Las piedras de pizarra con la humedad son muy resbaladizas, lo que unido a sus aristas cortantes, motivaron que tanto Ángel como Javi, tuvieran sendos accidentes. Ángel lo saldo con una pequeña contusión que le impidió subir hasta la cima. El peor parado fue Javi, que sufrió un corte muy llamativo en una mano (Es duro y no dijo nada hasta que paramos a comer, pero cuando se quito el guante y vimos lo que se había hecho, enseguida vimos que era necesaria una cura ¡Hay que cortar! ¡Se ve el hueso! ¡Espera que tome una foto para documentarlo! Menos mal que siempre hay alguien que conserva la calma y lo hace más sencillo).

Mano de Javi trás la cura.

Puebla de la Sierra

Como el recorrido era corto, terminamos muy pronto, así que decidimos bajar con los coches a Puebla de la Sierra para conocer la localidad. Estacionamos a la entrada y dimos un tranquilo paseo, pos sus silenciosas calles hasta la Plaza, donde tomamos unos cafés, compartimos charla de anécdotas y planificamos nuevas rutas. Retornamos a los coches, dando por finalizada la jornada a las 14h.